¿Cuánto cuesta? Video 1: Tres categorías

He aquí el primer video de “¿Cuánto cuesta?” — la primera serie de videos presentados por IMI Law. Manténganse informados, y pendientes para el próximo video. Denle un like a nuestra página de Facebook para que no se lo pierdan.

Para los fanáticos de Juanes y Marc Anthony, pueden pensar en “depende.” Cada pregunta que se puede hacer sobre el proceso de inmigración tiene como respuesta “Depende.” ¿De qué depende? Pues, vamos a verlo un detalle a la vez, en cada video. 

Bienvenidos al primer video de la serie “cuánto cuesta.”

Cuando hablamos de cuánto cuesta un proceso de inmigración, hay tres categorías de gastos: honorarios de abogados, para quienes contratan abogados; honorarios de gobierno para casi todos; y una categoría general de gastos misceláneos.

Los honorarios de los abogados van a variar mucho dependiendo de en qué parte del país se encuentra, si vive en un area metropolitana como los ángeles, o en un lugar menos urbano. Varía según el tipo de caso, y cuán rápido o lento se mueve ese proceso particular. Y varía dependiendo del tipo de abogado que sea. Es decir, si es una organización sin fines de lucro, puede que le hagan el caso de gratis, pro bono. Si es un bufete privado, es muy poco probable que le hagan el caso de gratis, e incluso dentro de esa categoría puede variar mucho cuánto cuesta. Es muy recomendable hablar con distintos bufetes de inmigración, distintas oficinas, distintos abogados. Por un lado, esto le permite a usted ver con quién se siente más cómodo, y también le permite tener una idea de cuánto va a costar el caso con esa oficina. 

En segundo lugar están los honorarios del gobierno. Éstos varían según el tipo de proceso, y van cambiando mientras pasa el tiempo. Es muy importante notar que cambia según pasa el tiempo, porque quizás una persona pagó una cantidad para una solicitud hace cinco años, y ahora esa misma solicitud cuesta más. Existen excepciones para los honorarios de gobierno para algunas solicitudes, pero no para todas, y en algunos casos puede impactar negativamente pedir esa excepción. 

La tercera categoría es de gastos misceláneos. Esto incluye los gastos de transportación para llegar a la oficina de los abogados, o a la oficina de inmigración. Incluye también lo que uno paga para envío de documentos, para sacar fotocopias, para sacar apostillados, para pedir copias oficiales de documentos, para traducir documentos, para notarizar documentos, para comprar el Money Order o cheque certificado, para enviar dinero, etc etc etc.

En múltiples tipos de proceso, uno tiene que conseguir examen médico, y este precio varía muchísimo según el país en el cual uno está. Para las personas que están en los Estados Unidos, ya sabrán que todo lo que tiene que ver con la salud física es caro.

En esta categoría también entran gastos tales como comprar ropa más formal para utilizar durante una entrevista, al igual que el efecto económico de pedir un día libre del trabajo para poder atender a los distintos aspectos de su caso. Ciertas aspectos del proceso requieren que usted traiga su propio intérprete, y muchas veces se prohíbe que sea persona familiar suya. En estos casos hay muchas personas que acaban teniendo que contratar intérprete, y eso representa un gasto adicional.

En fin, cuando hablamos de cuánto cuesta un caso de inmigración, no es simplemente cuestión de cuánto cobra el gobierno para recibir y revisar la solicitud, ni tampoco se limita a lo que nos cobra el abogado, o lo que se enumera explícitamente en el contrato. Hay muchos gastos adicionales, varios de ellos que no se pueden predecir con precisión, y usted está en mejor posición si anticipa algunos de estos posibles gastos. 

Envíennos cualquier pregunta, y manténganse pendientes para el próximo video.